4 trastornos que puede causar el uso excesivo de la tecnología

Es cierto que nuestra niñez fue muy diferente a la de nuestros hijos y mucho de esto se debe a la tecnología que nos ha facilitado la vida, pero también crea una dependencia total desde muy pequeños. Para nuestros hijos no pueden entender la vida sin celulares y tabletas ¡qué aburrido!

Las dos consecuencias más frecuentes del uso de las pantallas son el síndrome del ojo rojo y la sequedad en los ojos por falta de hidratación. En situaciones normales las personas parpadean unas 18 veces por minuto, pero frente a una pantalla de TV, laptop, teléfono móvil, solamente unas 7 veces.

Esto puede traer como consecuencia visión borrosa, dolor de cabeza, etc. Si se está habitualmente muy cerca de la pantalla (tanto de la computadora como de la televisión), se puede desarrollar vista cansada y/o miopía, especialmente en el caso de los más pequeños.

Hay que tener doble cuidado con los niños, ya que estos son los que más expuestos a este tipo de luces dañinas, y ellos probablemente no se alejarán de la pantalla, causándole daños para el resto de su vida.

Obesidad infantil y juvenil

Aunque los niños pueden desarrollar algunas facultades importantes gracias a las nuevas tecnologías: los videojuegos, por ejemplo, proporcionan mayor habilidad psicomotriz, aumentan los reflejos, estimulan el razonamiento lógico y la capacidad de decisión. Su principal efecto es que evitan al máximo cualquier tipo de actividad física por su constante interés en el juego. Todas esas horas frente a la pantalla, unido a la comida chatarra, aumentan la obesidad infantil y el riesgo cardiovascular.

Cómo evitarlo

Jugar de manera controlada: establecer horarios de inicio y fin.

Fomentar las actividades al aire libre, mejor en familia.

 

Adicción

El uso desmedido de videojuegos, celulares, tablet etc. puede intensificar el riesgo de que niños y adolescentes se enfrenten al aislamiento social, adquiriendo una adicción a las pantallas. Algunos de los síntomas de alerta son: dificultad para conciliar el sueño por la sobreactivación del cerebro, y el síndrome de abstinencia, que está ligado a la ansiedad, la irritabilidad y la ira. Los más pequeños llegan incluso a confundir el mundo virtual con el real, su vida social disminuye porque ya no quieren ir al parque o, en los más grandes, salir con amigos puede resultar aburrido e intensificar la ansiedad.

Cómo evitarlo

Niños y adolescentes deben usar videojuegos no más de dos horas seguidas al día.

Uso excesivo de dispositivos móviles altera el sueño

Exponerse por dos o más horas a smartphones o tabletas con pantallas retro iluminadas provocaría insomnio porque afectan el ritmo biológico de los niños.

Melatonina

La melatonina es una hormona que se encuentra en forma natural en el cuerpo, prepara el organismo para el sueño y el descanso. Esta hormona se encuentra en el cerebro y es secretada por la glándula pineal que está unida directamente a los nervios ópticos, por lo que tiene conexión directa con la luz.

Una de las características más sobresalientes respecto a la biosíntesis pineal de melatonina es su variabilidad a lo largo del ciclo de 24 horas, y su respuesta precisa a cambios en la iluminación ambiental. Permite la transducción del mensaje fotoperiódico, informando de si se está de día o de noche, o la estación del año.

Se encarga de mandarle la señal al cuerpo de que la noche ya llegó. Gracias a ella nos comienza a dar sueño. Sin embargo, al usar las tabletas y las computadoras con la luz de la pantalla encendida en el nivel más brillante, provoca que dicha señal se retrase al igual que la sensación de tener sueño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *