Si estas embarazada te vas a identificar. ¡El embarazo contado por un bebé!

Así es como se resume la increíble experiencia de la gestación.
No hay sensación más linda que sentir cómo crece y se desarrolla en tu vientre tu futuro hijo. Vives momentos increíbles, y experimentas cosas nuevas. Sufres cambios físicos y psicológicos que te adaptan y te ayudan a formarte para que te conviertas en una excelente madre.Una campaña publicitaria creó un video en el que un bebé cuenta cómo es el proceso del embarazo, pero no como lo explica la ciencia, sino que contado desde la mirada del mismo bebé en el vientre de su madre. En el video le cuenta qué siente con cada cosa que su madre hace o escucha y, además, también le comenta todo lo que hará cuando al fin pueda conocerla.En las imágenes podemos ver lo que sucede desde el momento de la gestación del bebé hasta cuando sólo le falta un par de días para llegar a los brazos de su madre.

De seguro te encantará saber qué podría sentir tu hijo mientras se forma en tu vientre y qué te diría si pudiera.

¿Por qué las mujeres embarazadas deben dormir sobre su lado izquiero? Te explicaremos

Sin duda alguna, el embarazo es uno de los periodos más hermoso para las mujeres, y aunque es un proceso bastante complicado que requiere de mucha fuerza y esmero, no deja de ser, uno de los más soñados por aquellas madres que quieren cuidar de sus hijos cada mañana.

Sin embargo, el embarazo trae consigo muchas inquietudes e incertidumbres a todas las madres, cosas que normalmente se hacen a diario pasan a ser cuestionadas, y quizás cosas tan simples como dormir, pueden llegar a quitarte el sueño. Pero no dejes que un hermoso embarazo influya en tu comportamiento habitual.

Hoy queremos ayudarte un poco a descansar y por ello queremos hablarte del por qué las embarazadas deben dormir del lado izquierdo.

Un habito a la hora de dormir.
La posición que tomas como futura madre al dormir, es un elemento que debe tenerse en cuenta durante el periodo de gestación de tu pequeño. Por ello es que cuando una mujer embarazada opta por dormir sobre el lado derecho de su cuerpo, es posible que cause ciertas presiones no deseadas.

Una de dichas presiones ocurre sobre su vena cava. Esta vena es de gran importancia para el proceso del embarazo, debido a que mantiene una circulación normal de la sangre, que se dirige a la placenta y obviamente, hacia el pequeño que se está desarrollando dentro de ella.

Si la madre decide dormir de su lado derecho, también existe una probabilidad de que la presión, no permita la buena entrada del oxígeno que el feto debe recibir.

La presión que su útero hace sobre el hígado, también puede ser evitada si la madre decide dormir sobre su lado izquierdo, lo que además de disminuir esas ganas de orinar cada 30 minutos al dormir, también evitara en el futuro de posibles infecciones en dicho órgano.

Aunque las varices suelen salir mucho más en la etapa de embarazo, el dormir del lado izquierdo del cuerpo puede ayudar a la madre, a evitar la mala circulación y que por ende sus venas broten.

Recuerda que todos estos beneficios son la razón del por qué las embarazadas deben dormir del lado izquierdo de su cuerpo.

Como dormir mejor durante el embarazo
Para dormir mejor durante el hermoso periodo del embarazo, es ideal que las madres no hagan ningún tipo de ejercicio físico antes de ir a la cama. Lo mejor será pues, que realicen alguna actividad que tenga como finalidad relajar el cuerpo y mente, haciendo con eso, que su cuerpo pueda prepararse para el descanso.Recuerda que el dormir bien es una de las claves en el embarazo, y sin duda alguna es completamente necesario para las madres, sin embargo, debes evitar tomar una medicación para dormir o bebidas, que pueden llegar a afectar tu embarazo.

La música suave y relajante, de igual forma, puede ayudar a alcanzar un buen nivel de relajación, la música clásica y de ambiente no solo será beneficioso para su descanso, sino que a su vez podría ser positivo para el bebé que está por nacer.

Después de la primera contracción ¿Cuánto durará el parto?

El nacimiento puede alargarse (más de 24 horas), lo normal es entre  (14-17 horas) o corto (4 horas o menos). En este artículo te explicamos lo que suele durar cada fase.

Cuanto durará el parto es algo que inquieta a todas las futuras madres s y que varía no solo entre una mujer y otra, sino también entre un bebé y otro de la misma madre, pues depende de muchas circunstancias.

Dilatación: entre 12 y 18 horas
El parto se inicia con la dilatación del cuello del útero.
Esta fase abarca desde el comienzo de las primeras contracciones hasta que se alcanza la dilatación completa (10 cm).

En las mujeres primíparas este proceso puede durar unas 18 horas y en las multíparas unas 12 horas.

“Hasta que se alcanzan los 2-4 centímetros de dilatación, las contracciones son variables en intensidad y duración, por eso es difícil determinar el momento en que comienza y no es posible establecer una duración aproximada. En la fase activa, sin embargo, desde los 2-4 centímetros hasta que se alcanzan los 10 centímetros máximos, las contracciones son más regulares y el promedio de duración en las mujeres primerizas es de 12 horas, mientras que en las multíparas la media no sobrepasa las 6 horas”, explica la matrona Matilde Fernández, de la Unidad Docente de Matronas de Madrid.

Expulsivo, entre 20 minutos y 4 horas
La segunda etapa del parto abarca desde la dilatación cervical completa (10 cm) hasta el momento en que se produce la salida del bebé.
La anestesia epidural puede ralentizar esta fase, que puede ser de hasta 4 horas para mujeres primíparas y de 3 horas para las multíparas.
Sin epidural, la duración media es de una hora para las primerizas y de unos 20 minutos para las que repiten.

Alumbramiento, entre 10 minutos y una hora
El parto no acaba con el nacimiento del bebé. Entre ese momento y la expulsión de la placenta pueden pasar entre 10 y 30 minutos, si hay un manejo activo por parte de los especialistas, o hasta una hora si se deja que todo suceda de forma natural.

“El alumbramiento suele ser intervenido para disminuir los posibles riesgos de una hemorragia posparto”, explica la matrona Matilde Fernández, para quien el parto, dure lo que dure, requiere toda la energía de la madre.

Video de: Birth become her

“Es importante que la mujer mantenga su atención en todo momento, participando lo más activamente posible, haciendo lo que su cuerpo le pide en cada momento (cambios posturales, respiración, relajación). Si el cuerpo de la mujer está de parto, toda la mujer debe estar centrada en el proceso, para que el resultado sea más que un parto, un nacimiento”, concluye la experta. La madre del vídeo desde la primera contracción hasta el nacimiento solo fueron dos horas.

¿A ti también se te pone dura la panza? Vamos a ver porque sucede…

Una pregunta muy común de las mamitas que están en la dulce espera es: ¿Por qué mi panza se pone dura? ¡Casi como piedra! ¿Es normal? ¿Debo preocuparme? ¿Es peligroso? ¿A qué se debe? ¿Por qué a veces duele y otras no?

Que la panza se te ponga dura es algo normal en la etapa del embarazo. Estás son contracciones uterinas que pueden pasar en cualquier etapa del embarazo. Vamos a conocer un poco más las causas.

Si esto sucede al principio del embarazo (primer trimestre)
Al principio del embarazo lo que provoca que tu panza se ponga dura son los cambios provocados por el mismo embarazo, tu útero está experimentando algo nuevo, nunca antes había tenido nada dentro e intenta expulsarlo.

Lo que te quiero decir con esto es: Que todas las vísceras de nuestro cuerpo están preparadas para expulsar su contenido, por ejemplo: la vejiga expulsa la orina, el corazón expulsa la sangre y el útero se encarga de expulsar la regla y cuando estás embarazada intenta por todo los medios expulsar al embrión (el bebé).

Pero no te asustes! Porque gracias a la hormona progesterona, que es la encargada de que el embarazo prospere, el útero no logra su objetivo.

Entre la pelea entre el útero y el embrión (que no se deja expulsar), si gana el útero, se producen pérdidas de sangre y si no vas al médico inmediatamente puedes perder el embarazo (a veces se nota un poco de pérdida de sangre por la implantación) pero siempre se recomienda ir al médico por sangrado para verificar que todo esté bien.

Si estas contracciones del primer trimestres no son dolorosas, continuas o acompañada de sangre, no debes preocuparte.

A partir de un poco más del segundo trimestre y especialmente en el tercer trimestre; comenzamos a sentir las famosas contracciones Braxton Hicks (las llamadas contracciones falsas).

A medida que nuestro embarazo va avanzando, el útero se estira preparándose para el parto. Estos estiramientos suelen involucrar los ligamentos de la ingle y por eso a veces sentimos dolor en la entrepierna o en el púbis.

Pero recuerden que cada mujer es diferente, algunas lo sienten y otras no. Debes consultar a tu médico si son muy frecuentes o tienes algún sangrado sin importar la cantidad, eso te ayudará a descartar un parto prematuro.Al final del embarazo las contracciones de Braxton hicks se hacen más frecuente, y una de sus característica es que la barriga se pone dura.

Estas contracciones son irregulares en intensidad, arítmicas, poco frecuentes. Y no llegan a ser dolorosas, sino más bien molestas.

Mientras más cerca estés del parto, más frecuentes serán estás contracciones, más continuas e incluso dolorosas, anunciando de esta forma el momento del parto. Pero aún así puede tratarse de una falsa alarma!

Si tienes la panza dura durante mucho tiempo seguido (horas), si estás contracciones son muy dolorosas y no desaparecen después de haber tomado un baño o después de haber descansado debes acudir al médico para un chequeo para que te digan si son contracciones verdaderas de parto o no!

¿Qué podemos hacer cuando esto sucede?
Los expertos recomiendan:

  • Tomar agua.
  • Cambiar de actividad o posición.
  • Tomar una ducha.
  • Tomar un descanso.
  • Evitar situaciones que te puedan estresar.

Dilatar en el parto sin medicamentos: ¿Cómo lograrlo?

Disponer de libertad de movimiento y sumergirse en agua caliente son algunas claves para favorecer la dilatación durante el parto de forma natural.

La fase de dilatación del parto es la más prolongada del alumbramiento y puede extenderse hasta las ocho horas de media, si la madre es primípara, es decir, si da a luz por primera vez. Para favorecer este proceso de forma natural, sin necesidad de utilizar medicamentos que la aceleren, los especialistas aconsejan permitir a la gestante total libertad de movimientos durante la dilatación. Conviene, asimismo, conocer cuál es la mejor postura y plantearse las ventajas de realizar una inmersión en agua caliente.

Libertad de movimientos durante la dilatación
Moverse libremente durante la dilatación es una de las premisas fundamentales que los especialistas apuntan para que el parto se desarrolle en óptimas condiciones. Tal como señala la Federación de Asociaciones de Matronas de España ( FAME) en su documento ‘Iniciativa parto normal’, los cambios de posición durante la dilatación “ayudan a la mujer a afrontar la sensación dolorosa”.

Los expertos recomiendan no tumbarse de espaldas durante la dilatación
Por otra parte, otros estudios afirman que la movilidad postural puede conseguir que se acorte el trabajo de dilatación hasta en un 50%; y que colocarse en posición supina (de espaldas) reduce la intensidad de las contracciones, a la vez que ayuda a que el parto progrese.

Elegir la mejor postura
La mejor postura durante el parto será aquella en la que la mujer se encuentre más cómoda; y se adapte, además, a las sensaciones y dolores que experimenta en cada momento. La FAME aconseja evitar la posición supina (tumbada de espaldas) durante la dilatación y resalta que, si la mujer está en posición vertical, “padece menos dolor, tiene menos necesidad de analgesia epidural y menos alteraciones en el patrón de la frecuencia cardiaca fetal”.

Estas son las distintas posturas para facilitar la dilatación de forma natural durante el parto que aconseja este organismo:

Decúbito lateral: es la posición recomendada para las gestantes que padecen fuertes contracciones y desean descansar.

De pie: la mujer se puede mantener de pie con las manos apoyadas en la pared y las piernas separadas. Es aconsejable oscilar y girar las caderas cuando las contracciones no son eficaces; o inclinarse hacia adelante con los hombros relajados.

En cuclillas: en esta postura la pelvis queda más abierta. El parto en cuclillas facilita que se expanda la musculatura alrededor de la vagina. Esto facilita el ensanchamiento del canal del parto.

De rodillas: para abrir la pelvis y liberar tensiones en la espalda, la gestante puede colocarse de rodillas en el suelo, con la espalda recta y los tobillos hacia afuera.

Cuadripedia: la posición sobre las manos y rodillas se recomienda para mitigar el dolor en la zona lumbar; y para favorecer, asimismo, la rotación del bebé cuando se encuentra en presentación posterior.
En la pelota: el uso de las pelotas de dilatación, similares a las que se utilizan para hacer ejercicio en la preparación al parto, ayuda a disminuir el dolor de las contracciones.

Inmersión en agua caliente
Distintos estudios e investigaciones evidencian que la inmersión de la gestante en agua caliente durante la fase de dilatación es uno de los métodos más eficaces para favorecer el parto, ya que permite que este se desarrolle en menos tiempo y con menos dolor.

En la actualidad, numerosos centros médicos de nuestro país, tanto públicos como privados, ofrecen a las parturientas la posibilidad de hacer uso en las primeras etapas del parto de las denominadas bañeras de dilatación, un recurso diseñado de forma específica para acortar y facilitar el proceso previo al alumbramiento.

La mejor postura durante el parto será aquella en la que la mujer se encuentre más cómoda en cada momento.

Una de las principales explicaciones de este efecto es que el relajamiento y la sensación de intimidad que proporciona el baño en agua caliente a la mujer mitigan la producción de adrenalina. Esta hormona, cuando está presente en altos niveles, endurece el cérvix (cuello del útero) y, por tanto, retrasa la dilatación mientras que la hace más dolorosa.

El especialista en ginecología y partos en agua, Enrique Lebrero, señala que ” a partir de cinco o seis centímetros de dilatación, el uso de un baño caliente, en condiciones de intimidad, relax y oscuridad, produce efectos espectaculares en el desarrollo y vivencia del parto”. Esta práctica también la puede llevar a cabo la gestante cuando el proceso de dilatación transcurre en su hogar. Por su parte, la federación de matronas matiza que la temperatura del agua no debe superar los 37ºC y que el baño no debe durar más de dos horas.

Consejos para dilatar durante el parto sin medicamentos
Moverse libremente durante la dilatación es una de las premisas fundamentales que los especialistas apuntan para que el parto se desarrolle en óptimas condiciones.

La mejor postura durante el parto será aquella en la que la mujer se encuentre más cómoda en cada momento.

Mantener una posición vertical durante el parto suele lograr que la mujer padezca menos dolor durante el parto.

La inmersión de la gestante en agua caliente es uno de los métodos más eficaces para favorecer el parto, ya que permite que este se desarrolle en menos tiempo y con menos dolor.

Fuente: consumer . es

Cosas prohibidas durante el embarazo

En una etapa tan delicada como lo es el embarazo, no es sorpresa alguna que existían cosas que, estará absolutamente prohibidas de realizar. Dado el inmenso riesgo que conlleva a hacerlo, o los efectos negativos que tendrá a futuro, en la su salud o en el cuerpo de la madre y el bebé. Por tal razón, estas cosas prohibidas durante el embarazo que, serán mencionadas, deben tomarse con suma seriedad, por ser sumamente riesgosas para la vida de tu bebé y la tuya.

El consumo de vicios
No siempre nos referimos únicamente a las drogas, cuando nos referimos a los “vicios”, pues, aunque están sean sumamente perjudiciales, existen miles de vicios que se hacen irresistibles en el embarazo. Como tal es el caso, en las irresistibles bebidas alcohólicas, en las que siempre las embarazadas, terminan por preguntar en las fiestas, si ¿está bien consumir un vaso o dos?

También el consumo de tabaco, queda prohibido, siendo un daño que perjudicará de mil maneras el organismo del bebé.

Recuerda todo consumo que represente una adición, debe ser retirado de tu consumo, ya por obvias razones al ser adictivos, afectan al organismo tuyo y al de tu bebé, solo hay que ser conscientes de que, si para ti, representa un daño que, a la larga se hará más fuerte y más perjudicial, para el bebé los efectos serán inmediatos.

El consumo de ciertos alimentos
La comida siempre suele ser un deleite para nuestro paladar, pero el consumo de ciertas comidas, se vuelve dura de dejar en el embarazo, por el gran gozo que sentíamos al consumirlos o beberlas. Como tal es el caso del café, que suele ser muy dañino en embarazo, pues, con solo una pequeña dosis, bastará para alterar tu sistema nervioso.

También el consumo de ciertos alimentos como los quesos pasteurizados, carnes rojas y pescados crudos, deben estar fuera de nuestra dieta y hábitos alimenticios mientras se esté gestando.

Ejercicios y esfuerzos excesivos
Entre las cosas prohibidas durante el embarazo, siempre debe estar anotado los ejercicios. Pues, aunque si es cierto que la realización de ejercicios físicos en el embarazo no siempre es dañina. El levantamiento de pesas, sentadillas, saltar en cuerda, si que suelen salir muy caro en el crecimiento del bebé. Por lo que, es preferible que los ejercicios físicos extremos, junto con los esfuerzos excesivos, salgan totalmente de tu cabeza.

Es mejor si recibimos la ayuda de familiares y amigos para movilizar ciertos objetos pesados, también la supervisión de nuestro médico de confianza, para la realización de ciertas actividades físicas.

Baños calientes
Al igual que la conocida recomendación de no estar siempre parada bajo el sol, es muy recomendable no tomar baños calientes, pues, aunque no lo creas, estos “baños relajantes”, no son buenos para ti y para la criatura, que está por venir. Ya que además de causarte malestares y mareos, pueden dañar severamente las funciones neurológicas del bebé.

Visitas médicas
Es bastante claro que ir al médico, no debe estar incluido en las cosas prohibidas durante el embarazo. Es importante que una medre siempre se dirija y haga tiempo, para las revisiones médicas, dese el inicio del embarazo.

Ya que es el doctor, es el que ser cerciorará, que tu embarazo está yendo lo mejor posible. Evaluando todo lo que tiene que ver con tu salud y la salud del bebé, hasta el último ciclo del embarazo.

Un vídeo impresionante que muestra el moviento del bebé en el vientre

No es el primer vídeo de barrigas de embarazadas adoptando formas imposibles que publicamos, ni será el último, porque hay bebés que se mueven más que los precios, y hay mujeres con el abdomen muy elástico, que permite ver casi todos los movimientos del peque.

A pesar de ello, aun cuando ya hemos visto unos cuantos, sigue siendo impresionante, y hay hasta quien opta por comparar las escenas con las de la película Alien, probablemente porque ha visto muy pocas barrigas moverse así.

Tal y como vemos en Ideal, la futura madre decidió coger la cámara e inmortalizar en vídeo esos movimientos tan sorprendentes.

El vídeo en realidad es más corto de lo que ves, porque la misma escena se repite hasta en tres ocasiones. Pero de todas maneras nos hace ver todo lo que pueden llegar a moverse ahí dentro, la fuerza que tienen, quizás las ganas de salir, y como digo, lo increíblemente elástica que tienen algunas mujeres su barriga.

Aprende como cuidar la cicatriz de tu cesárea: cuidados y recuperación

Si a usted le han realizado una cesárea necesitará ayuda para cuidarse y para cuidar a su recién nacido. Hable con sus padres o algunos familiares o amigos de confianza para ver quien puede ayudarla.

¿Qué debo saber?
Usted puede tener sangrado vaginal hasta por 6 semanas. El sangrado poco a poco se volverá menos rojo, luego rosa y posteriormente va a tener un color amarillento o blanco. Después del parto el sangrado y el flujo se llaman “loquios”.

Al principio su herida o incisión estará ligeramente elevada y más rosada que el resto de la piel. Es muy probable que aparezca algo hinchada.

Al principio su médico le dará analgésicos para aliviar el dolor (quizás por dos semanas).

El dolor debe disminuir después de 3 o 4 días, pero la incisión seguirá estando sensible hasta por 3 semanas o más.
Con el tiempo su cicatriz se tornará de color blanco o del color de su piel.
Con el tiempo la cicatriz se volverá más delgada y más plana.
Usted necesitará una cita de control con su médico en 4-6 semanas.

Cuidado de la incisión
Mantenga la zona de la herida limpia, lavándola con jabón suave y agua. No es necesario que lo frote. A veces, simplemente dejar que el agua corra sobre la herida en la ducha es más que suficiente. (No deje caer el agua de la ducha directamente en la herida).

No se sumerja en la bañera, en jacuzzi, piscina ni vaya a nadar hasta que su médico lo autorice.

Si se utilizaron cintas quirúrgicas (steri-strips) para cerrar la incisión:
No intente retirar con agua las cintas steri-strips ni la goma. Usted puede bañarse y secarse la incisión dando toquecitos suaves con una toalla limpia.

Las cintas steri-strips deben caerse en aproximadamente una semana. Si todavía están allí después de 10 días, puedes retirarlas, a menos que tu médico te diga que no lo haga.

Recuperación
Caminar en la casa le ayudará a sanar más rápido y puede ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Usted debe ser capaz de realizar la mayor parte de sus actividades regulares en 6-8 semanas. Antes de ese tiempo:

No levante nada que pesé más que su bebé durante las primeras 6-8 semanas.

Puede realizar caminatas cortas. Los quehaceres ligeros de la casa son aceptables. Aumente lentamente su cantidad de actividad.
No haga limpieza pesada en la casa.
No haga abdominales.

No haga actividades que la ponga a respirar con esfuerzo o tensione sus músculos.

Cuidados personales
Trate de comer porciones de comidas más pequeñas de lo normal y tome refrigerios saludables, entre ellas: frutas, verduras y tomar 8 vasos de agua al día para evitar el estreñimiento.

Puede comenzar a tener relaciones sexuales en cualquier momento después de 6 semanas. Sin embargo, no olvide hablar con su médico acerca de una planificación anticonceptiva para después del embarazo.

Usted debe llamar a su médico si:
Nota que la herida parece abrirse.
Tiene fiebre.
Tiene un aumento de dolor en el abdomen.
Tiene las mamas caliente, enrojecidas y sensibles (esto puede ser signo de una infección).
Enrojecimiento, calor, hinchazón o secreción de la zona de la herida. También te puede interesar ver: Parto por cesárea, cuidados y recuperación a continuación el Vídeo

Así es que se deben cuidar los puntos de una episiotomia

A veces durante el parto vaginal, se hace una episiotomía (la episiotomía es una cirugía menor hecha durante el parto para poder ensanchar la abertura de la vagina de la embarazada para facilitar la salida del bebé).

Todas las episiotomía como las laceraciones perineales requieren puntos de sutura para reparar y garantizar la mejor cicatrización. Ambas son similares en el tiempo de recuperación y la molestia durante la cicatrización.

¿Qué debo saber?
Casi todas las mujeres se recuperan sin problemas, esto puede tardar en sanar de 1 a 2 semanas, a veces más tiempo. No es necesario retirar los puntos de sutura. Los puntos se disuelven por su propia cuenta. Usted debe esperar por lo menos 6 semanas antes de:

Tener relaciones sexuales.
Utilizar tampones.
Realizar actividades que pudiera abrir o romper los puntos.

¿Qué hacer para aliviar el dolor y la molestia?
* Después del parto el área puede estar hinchada, pídale a una enfermera que le apliquen compresas frías inmediatamente después del nacimiento.

Colocarte compresas de hielo en las primeras 24 horas después del parto ayuda con el dolor y disminuye la inflamación, hágalo durante 15-20 minutos cada vez que lo necesites.* Después de unos días, utilice baños de asientos con agua caliente (sentarse para que le de el vapor caliente) usted puede comprar tinas que se ajuste a la tapa del inodoro para poder hacerlo, también puede utilizar un envase limpio donde se sienta cómoda.

* Tome medicamentos como ibuprofeno para aliviar el dolor, o el medicamento que su médico le haya indicado.
* Tomar baños con agua tibia, pero espere hasta 24 horas después de haber dado a luz, o cuando su médico lo autorice.

*Cambiar sus toallas sanitarias cada 2-4 horas.
* Mantener el área alrededor de los puntos de sutura siempre limpia y seca. Seque la zona con mucho cuidado, dando toques con una toalla limpia después del baño.

* Después de hacer pipi o tener una deposición, rocíe con agua tibia el área y seque con una toalla limpia dando palmaditas suaves. “No utilice papel higiénico”.

* Hable con su médico para que le indique algún laxante (ablandadores de heces) y tome mucha agua. Esto le ayudará a evitar el estreñimiento.

Usted debe llamar a su médico si:
La herida parece abrirse.
El dolor empeora.
Tiene flujo con mal olor.
Tiene 4 días o más sin tener una deposición.
Expulsa coágulos de sangre más grande que una nuez.

¿Qué es el tapón mucoso y cuando se expulsa?

¿Qué es el tapón mucoso? El tapón mucoso es una secreción, originada a partir de las células del epitelio del cuello uterino de la gestante, que se forma de manera precoz, en las primeras semanas de embarazo. La composición de dicha mucosidad es muy variada.

En gran medida está formado por agua y un pequeño porcentaje son proteínas, cloruro, calcio, sodio, enzimas, fosfatos…, además de inmunoglobulinas, que van a intervenir en su función.

¿Para qué sirve el tapón mucoso en el embarazo?
El tapón mucoso sirve para proteger de la gestación, puesto que crea una barrera de separación entre el interior de la cavidad uterina y la vagina, habitáculo donde se asienta una gran cantidad de hongos y bacterias saprófitas, pero también, puerta de entrada de otros gérmenes potencialmente peligrosos.

Tanto la barrera física como la presencia de inmunoglobulinas en el tapón mucoso sirven para cuidar a nuestro futuro bebé durante las 40 semanas que dura un embarazo.

¿Cuándo se expulsa el tapón mucoso?
En general, el tapón mucoso permanece en la zona endocervical hasta el final de la gestación, incluso en algunas ocasiones, se puede eliminar durante la fase de dilatación del parto.

No obstante, existen circunstancias que pueden producir la expulsión de dicho tapón, posiblemente por la presencia de algunas contracciones que han podido desencadenar pequeñas modificaciones, cambios en el cérvix uterino. Dichas modificaciones pueden ser el inicio de la dilatación o el borramiento, acortamiento, del cuello uterino.

¿Expulsar el tapón indica parto inminente?
La eliminación o expulsión del tapón mucoso, no está inexorablemente asociada al inicio del parto; no obstante sí está relacionado con el comienzo de actividad uterina. Por consiguiente, hay dos escenarios posibles:

El parto puede iniciarse de manera inminente, si se acompaña de dinámica uterina regular.

O bien el parto se desencadena en horas, días o semanas, si ha sido desencadenado por contracciones esporádicas.

¿Y si el tapón se expulsa mucho antes del parto?
Lo que sí es cierto, que la pérdida temprana del tapón mucoso en la gestación, debe considerarse con precaución, tanto por parte de la paciente como del profesional.

Lo ideal es proceder a un estudio pormenorizado de cérvix uterino, mediante la determinación de la longitud cervical ecográficamente, y, si fuera preciso, empleando otras técnicas de valoración, para descartar posible incompetencia cervical o amenaza de parto prematuro.

El objetivo es intentar evitar el parto antes de la semana 34 a 37 de embarazo. Y si el parto fuera inminente, realizar las maniobras de maduración pulmonar y neuroprofilaxis fetal precisas, para una mejor evolución del neonato inmaduro.

¿Qué aspecto tiene el tapón mucoso?
El tapón de mucosidad es generalmente claro, ligeramente teñido de sangre o rosado en color. Puede ser mucosidad fibrosa o una secreción pegajosa.
Algunas mujeres podrían no notar la pérdida de su tapón de moco, puesto que ya hay un aumento en el flujo vaginal durante el embarazo.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?
Si el moco aparece normal en color, no hay urgencia en contacto con su proveedor de atención médica. Puede dar un informe en su próxima visita con el proveedor.

Usted debe llamar al médico inmediatamente si su descarga repentinamente se convierte en rojo brillante y la cantidad de descarga superior a una onza (unas dos cucharadas), indicando la posibilidad de una complicación como la placenta previa o desprendimiento prematuro de placenta.