Por estas razones es que nunca debes pelear ni discutir con una mujer embarazada

El embarazo, es sin duda es uno de los procesos más bellos que puede vivir una mujer, pero también resulta ser una etapa en donde deben tenerse cuidados estrictos, debido a que los problemas cotidianos así como factores como el estrés, podrían producir desequilibrios hormonales capaces de influir de manera negativa en el desarrollo del bebé en formación.

En esta oportunidad te presentaré una pequeña lista con las consecuencias que pueden generarse en la salud de los bebés, en caso de que una mujer que se encuentre en estado de embarazo experimente peleas, conflictos y estrés de manera constante.

1- El bebé se desarrollará de manera más lenta

Dejarse llevar por el estrés causado bien sea por el trabajo, la situación económica, aquellos problemas cotidianos o de pareja, generará un cuadro depresivo y esto puede llegar a afectar de una manera bastante importante al desarrollo del bebé, haciendo inclusive que esta formación se produzca de una manera mucho más lenta de lo habitual.

2- El bebé presenta bajo peso al nacer

Esto se puede generar debido a los distintos cambios hormonales que puede experimentar la madre como consecuencia de los conflictos, problemas o estrés al que se vea sometida durante el embarazo.

3- Puede afectar el desarrollo cerebral del bebé

Los problemas relacionados al desarrollo cerebral en los bebés también se asocian a los cambios hormonales presentados por sus progenitoras, sobre todo si durante el embarazo la madre llega a experimentar un cuadro bastante profundo de estrés.

4- El Parto puede producirse de manera prematura

Es bien sabido que las mujeres durante el embarazo se encuentran mucho más susceptibles de lo normal, pudiendo alterarse con facilidad, y en caso que esto suceda existe el riesgo de que su presión arterial aumente, llegando a existir el riesgo de presentar problemas en la placenta llegando hasta el punto de poderse inducir el parto, poniendo en riesgo la vida del bebé, ya que podría nacer muy prematuro.

5- Puede afectar en la conducta a largo plazo

Las emociones, así como el estado mental que experimente la madre durante el embarazo, sin duda pueden llegar a desencadenar también problemas en el comportamiento de sus hijos, llegando el niño a poder presentar con el tiempo problemas emocionales similares a los que vivió su progenitora durante el embarazo.

La mejor recomendación que puedo darte es que disfrutes tu embarazo la máximo estando tranquila, evitando cualquier tipo de problemas o situación de estrés, recuerda que en tus manos se encuentra la salud y el bienestar de ese pequeño que vendrá al mundo pronto. Sabemos que no es fácil y las hormonas no nos ayudan para nada, pero tampoco es imposible.

5 maneras super fáciles de escuchar los latidos de tu bebé desde la comodidad de tu hogar

Escuchar los latidos de tu bebé por primera vez es un momento muy emocionante. Es un momento que te hace derramar lágrimas de felicidad, un momento inolvidable y único.

El corazón de tu bebé empieza a latir en la semana 6 de embarazo y probablemente la primera vez que lo puedas escuchar será alrededor de la semana 8-10, desde ese momento seguro te gustará buscar formas de escuchar los latidos de tu bebé desde casa y ahora con la tecnología es posible.

Existen varios métodos para escuchar los latidos del feto. Puedes realizar algunos de ellos en casa, pero asegúrate de hablar con tu médico antes de probar cualquier método casero.

Usa un estetoscopio

Un estetoscopio básico es una de las maneras más fáciles de escuchar los latidos de tu bebé en casa. Cuando tengas entre 18 y 20 semanas de gestación, los latidos deben ser lo suficientemente fuertes como para escucharlos con este método.

Simplemente debes colocar el estetoscopio sobre tu vientre y escuchar. Quizás no encuentres sus latidos al colocar el estetoscopio, así que quizás sea necesario que mueva el estetoscopio varias veces hasta encontrar los latidos. Sé paciente.

Es importante que compres un estetoscopio en una tienda de buena reputación. Podrás encontrar una gran variedad de marcas en la farmacia de tu ciudad e incluso en las tiendas. También puedes conseguir uno prestado si tienes un familiar o amigo cercano que trabaje en el área de la medicina.

Descarga una aplicación

La nueva tecnología puede hacer más fácil escuchar los latidos de tu bebé donde sea que te encuentres.

Existen diferentes aplicaciones que puedes descargar en tu teléfono inteligente de forma gratuita o también la puedes comprar. Algunas de estas incluso te permitirán grabar el sonido de estos para que puedas reproducirlos con tus familiares y amigos.

My baby’s  beat- prenatal listener

My baby’s beat- prenatal listener es una app la cual tienes que comprar (unos 5 dólares). Esta app te permite grabar y escuchar los latidos de tu bebé desde tu iPhone, teniendo como base un algoritmo que captura el sonido como el micrófono del smartphone e imita el estetoscopio médico, amplificando el sonido de los latidos del corazón del bebé en el vientre materno.

Las ventajas de este app es que sólo necesitas tu iPhone y unos auriculares normales para poder escuchar el corazón de tu bebé. Las desventajas es que no puedes usarla hasta el último trimestre del embarazo.

iStethoscope

Es una app con versión gratuita y versión pro de pago, con la que puedes escuchar los latidos de tu bebé a partir de la semana 24 de embarazo en tu iPhone, iPad o iPod touch. Incluso no sólo las embarazadas utilizan esta aplicación, millones de médicos en el reino unido la han descargado y de está convirtiendo en un sustituto del tradicional estetoscopio en hospitales.

Al igual que la app My baby’s beat- prenatal listener, las ventajas de iStethoscope son que sólo necesitas tu dispositivo iOS, unos auriculares normales para poder escuchar el corazón de tu bebé y activarla en los ajuste de iOS para que capte los latidos. Puedes descargar este app gratis o por 0.99 dólares.

AngelSounds Doppler Fetal

Es un dispositivo para escuchar los latidos del bebé que según la revista ser padres “es una de las tecnologías que arrasa entre los padres”.

El dispositivo Angelsounds se coloca encima del vientre de la madre y permite escuchar los latidos del corazón del feto a través de los auriculares desde la semana 12 de embarazo. Esta es una de sus principales ventajas, que se puede usar desde el primer trimestre del embarazo.

Además es un aparato para escuchar los latidos del bebé muy fácil de usar. Su precio es unos 40-50 dólares y puedes conseguirlo online en Amazon. Este precio incluye el aparato, los auriculares, botella de gel de 250ml, cable de grabación para pc, reproductor MP3 y batería.

Ballabeat

Este sistema permite a las embarazadas escuchar los latidos del corazón del bebé desde la comodidad de su casa, a través de un monitor que se conecta al smartphone con un cable de audio, utilizando ondas sonoras para detectar los latidos del feto, mientras que la app graba el audio.

Las ventajas de ballabeat son que además de escuchar los latidos del bebé, mide el número de veces que el bebé patea o cómo va aumentando su peso. Igualmente, permite hacer seguimientos de la madre para controlar la presión sanguínea, la nutrición y más datos sobre su embarazo.

Otra ventaja de la app es que es compatible con iOS y Android. La app tiene que combinarse con el monitor Ballabeat para poder escuchar los latidos del bebé en el útero este cuesta alrededor de 70-80 dólares. Lo venden online y tienen envío a todos los países.

9 cosas que nadie te dice sobre criar varones

De seguro que tienes el conocimiento de que existen diferencias entre criar una niña o un niño pero no en todos los casos sabemos cuáles son las cosas únicas de convivir con un pequeño varón.

Si ya concebiste de un hijo lo más probable es que lograrás reconocer algunas ya que éstas pueden ser generales, sin embargo, para ti es una experiencia totalmente nueva te sorprenderás con más de una.

1.- Están en movimiento continuo, desde que comienza el día se mueven rápido por la casa, saltan arriba del sillón y sobre todo tientan al peligro. Varias veces durante el día sentirás que se te para el corazón cuando esquivan por poco la punta de un mueble o se equilibran balanceándose en una silla. Es un hecho, los varoncitos en siempre en movimiento.

2.- Ruedas, alas o rieles aparecerán en tu vida, de todos los modelos, colores y tamaños. Pasarán largos minutos mirando una construcción o saludando al camión de bomberos. Los varoncitos les encantan todo lo que gira, lo que choca o cualquier cosa que pueda transformarse en un auto con sonido de motor característico.

3.- Juegan brusco y aman los deportes, patadas, saltos, peleas, combos a todas horas y en los deportes siempre querrán ganar, en muchos juegos se desafían con apuestas. Los niños son físicos y se relacionan con otros de esa forma, no te asustes.

4.- Amarás verlos jugar con su papá. La complicidad entre padre e hijo te llenará el corazón pero también ejercitará tu paciencia al presentar interminables juegos de futbol, tenis y cualquier otro deporte y no una sino varias veces.

5.- Desde pequeño se comparan. Si pensabas que comparar su pene era cosa de adolescentes te equivocas, desde los dos años y medio comenzarán las preguntas comparándose su pene con su padre o primitos.
Además el que jueguen con su pene será algo de todos los días y desde muy pequeño presentan erecciones.

6.- Un sentido de humor diferente, lo verás jugar con amigos y reírse sin entender de qué o si sabes, no entenderás cuál es la gracia. Los pequeños se ríen de muchas cosas triviales como los eructos o molestarse con sobrenombres que muchas niñas encontrarían tonto y sin gracia. Ellos son humor simple.

7.- Ten esto por seguro: irán a urgencias. los varoncitos como ya sabes son bruscos y sobre todo arriesgados, juegan con piedras y cualquier palo se transforma en una poderosa espada, no te culpes si debes acudir a urgencias, pregúntale a mamás de hombres y tendrán muchas historias para contar de tardes enteras en urgencias por unos puntos.

8.- Hará pipi en cualquier lado, puede que estén cerca de un baño pero ellos harán pipi en el jardín o en algún árbol ya que probablemente estarán jugando intensivamente y no querrán perderse ni un segundo de esa lucha o partido. Paciencia al enseñarle a subir y bajar la tapa del baño, incluso puede ser una tarea de toda la vida.
Y dejamos lo mejor para el final…

9.- Los varones adoran a sus mamás!
Serán inquietos, violentos, llenos de energía y te mantienen atenta todo el día, sin embargo desde que llegan a tu casa te aman, les encanta que los ataques a besos ya que eres su primer y eterno amor.  Fuente:http://vidaprenatalcenter.com

EMBARAZO MES A MES: DESARROLLO DEL FETO Y CAMBIOS EN LA MADRE

Aunque muchas veces se habla del embarazo por trimestres, a continuación les explicamos de forma resumida qué es lo que ocurre mes a mes.

Primer mes de embarazo
Es prácticamente imposible detectar con exactitud cuándo ocurre la fecundación que da inicio al embarazo. Por ello, se suele tomar como referencia el día en que bajó la última regla. Por tanto, la primera semana de gestación sería la última semana de menstruación.

La segunda semana da paso a la selección folicular, donde un conjunto de folículos elegidos empezarán a crecer, aunque, finalmente, solo será uno el seleccionado.

Más tarde, en la tercera semana del proceso, el ovocito sale del folículo que lo contenía y viaja por las trompas de Falopio. Esto es lo que conocemos como ovulación. Aquí, será fecundado por el espermatozoide, continuando su desarrollo ahora ya como cigoto (una célula) y posteriormente como embrión.
Proseguirá su camino hacia el útero, donde implantará. Empieza así la liberación de la hormona beta-hCG, que es la hormona que detecta el test de embarazo.

Es posible que debido al aumento de esta hormona la mujer empiece a notar algunos síntomas en este primer mes pero de forma muy suave y prácticamente imperceptibles. No será hasta la ausencia de la próxima menstruación cuando sea verdaderamente consciente del embarazo.

Segundo mes de embarazo
En este segundo mes se origina la médula espinal, el cerebro, el corazón, el intestino y la piel. También empiezan a formarse los ojos, las orejas, la nariz y el labio superior de la boca. Es un mes de mucha evolución en el que el embrión empieza a tomar forma humana con todo lo que ello conlleva.

En un extremo del embrión se generará una cabeza redondeada y más gruesa que el tronco, mientras que en el otro extremo se formará una especie de cola.
Este mes es importante porque es cuando se forma el corazón, órgano vital por excelencia del futuro niño o niña.

Los cambios en la madre todavía no son notables. Tu panza todavía no se nota, aunque es posible que empieces a sentir ya algunos síntomas como náuseas, vómitos, cansancio… También puede ocurrir que la gestación avance sin síntomas, pero ello no es indicativo de complicación, simplemente hay mujeres que padecen los síntomas de forma más suave o inapreciable.

Tercer mes de embarazo
A partir de este mes finaliza el periodo de embrión y éste pasa a denominarse feto. En el tercer mes de embarazo el futuro bebé ya tiene desarrollados todos sus órganos, aunque, por el momento, no están formados del todo. Falta que maduren y acaben de evolucionar correctamente. Se irán definiendo también los genitales aunque es pronto para poder determinar con exactitud el sexo del bebé.

A lo largo de estas 4 semanas, el feto crece hasta los 7 cm y llegará a pesar unos 15-20 gramos aproximadamente. Es habitual que empieces a engordar. En este 3 mes, el aumento de peso es aproximadamente un 10% del total del peso que se ganará durante todo el embarazo.

El movimiento del futuro bebé a lo largo de este mes es bastante intenso: dobla los dedos, frunce el ceño, patalea, aprieta los labios, etc. Es importante conocer esta inquietud del feto para no alarmarse cuando los movimientos se intensifiquen. No es motivo de preocupación, sino más bien al contrario. Esta movilidad que expresa el bebé es una prueba más de que está vivo y de que todo evoluciona correctamente.

A final de este mes, se reducen los molestos síntomas causados por la hormona beta-hCG como las náuseas o vómitos, pues los niveles de esta hormona se estabilizan.

Este mes ofrece calma y tranquilidad a los futuros padres, puesto que pasados los tres meses se considera superado el riesgo de aborto natural. A partir de ahora no deberían surgir problemas alarmantes.

Cuarto mes de embarazo
En este mes el feto se cubre de lanugo, un vello muy fino que cubre la piel cuando el cuerpo no tiene suficiente grasa, de modo que actúa de conservador del calor corporal.

Se forman las cuerdas vocales, aunque éstas no serán utilizadas por el bebé hasta su nacimiento, de ahí que al nacer los niños lloren, incluso se les provoque llorar, para comprobar que las cuerdas vocales funcionan y que el recién nacido responde a los estímulos.

En esta fase los ojos del feto son particularmente grandes, aunque los mantiene cerrados. Están muy separados entre sí pero la cara ya está bien definida y se puede distinguir perfectamente el cuello que separa la cabeza del resto del cuerpo. Los dientes empiezan a brotar, aunque es solo el principio de este proceso. El oído externo se desplaza hacia arriba.

Al empezar a formarse la cara, sus músculos son capaces de realizar el movimiento de succionar y por eso el bebé puede chuparse el dedo. Un gesto que suelen repetir durante sus primeros años de vida.

El tamaño del feto al inicio de este mes es de 8,5 cm de longitud y puede llegar a desarrollarse hasta los 18 cm. Su peso será de unos 150-170 gramos. Aparecen los pliegues epidérmicos en la palma de las manos y en los dedos, el nuevo ser ya posee una huella dactilar.

El volumen de tu vientre seguirá aumentando así como tu peso corporal. Notar al bebé es algo ya habitual en este mes, pues por su tamaño y desarrollo, sus movimientos son comunes.

Quinto mes de embarazo
Las cavidades cardíacas están delimitadas y el corazón ya late con fuerza. Otros cambios importantes también se dan en este período en el que se desarrollan los sentidos, como el gusto, desarrollándose las papilas gustativas. Además empieza a percibir sonidos y luces.

Al final de este mes el bebé puede llegar hasta los 22-25 centímetros aproximadamente.

Notarás que cuando te tumbas, el feto se mueve mucho más y con más energía. Esto se debe a que el bebé se encaja mejor en la pelvis cuando estás de pie. Por esta razón, sentirás como si estuviese dormido, porque sus movimientos disminuyen considerablemente, mientras que aumentan cuando estás en posición horizontal.

En las últimas semanas de este quinto mes de embarazo, se crea la segunda capa de dientes. Los dientes de leche ya se han formado dentro de los alvéolos dentarios. En el cerebro se crean millones de neuronas y éste ya es prácticamente como será una vez formado y una vez haya nacido.

Puede que tu ombligo se aplane o empiece a salirse hacia afuera. En este caso volverá al sitio después de dar a luz. El útero se desplazará hasta subir por encima de la altura del ombligo. Este proceso hace que tu silueta se desvirtúe por completo y pierdas las curvas de la cintura.

Ya no sientes náuseas ni tienes vómitos aunque puede que tengas otro tipo de molestias como ardores de estómago o congestión nasal. Esto se debe a que tu digestión se ralentiza, además de los cambios de posición del bebé y la presión que ejerce contra ti.

Sexto mes de embarazo
Respecto al pelo del futuro bebé, se le han creado ya las cejas, el cabello y las pestañas. También se le forman los músculos y, gracias a eso y a la longitud del cordón umbilical, puede moverse con más energía que hasta el momento.

Además, al reconocer los sonidos claramente, responde perfectamente a los estímulos, como por ejemplo la música. Si quieres hacer la prueba comprobarás como el feto se mueve cuando le pones música como respuesta al estímulo sonoro que está recibiendo.

La evolución del bebé pasa por medir de 27 cm a 32 cm aproximadamente, y de pesar cerca de 450 gramos hasta unos 750-1000 gramos. Se pueden palpar las diversas partes del cuerpo del pequeño a través de tu pared abdominal.

La piel del bebé empieza a volverse opaca, cogiendo consistencia. El bebé puede abrir y cerrar los ojos, además de hacer gestos como sacar la lengua. Las proporciones del cuerpo empiezan a igualarse en relación a su cabeza. Cada vez está mejor formado y se parece más al recién nacido.

Se termina el segundo trimestre y el estado de gestación ya se evidencia. Tu barriga ya debe ser bastante grande y el peso del feto aumenta por lo es probable que te sientas cansada, tengas dolores de espalda, molestias o incomodidades en ciertas posturas y sientas algo de hinchazón.

Séptimo mes de embarazo
Empieza el último trimestre de embarazo. El desarrollo fetal es ya avanzado. El parto se acerca. Es normal sentir mayor cansancio y pesadez. Además, te costará más dormir, hacer ciertos movimiento como atarte los cordones o agacharte a recoger cosas del suelo. Es probable que los pies y tobillos se hinchen.

En este periodo se desarrollan los pulmones y el esqueleto se hace más consistente. Además, la grasa ya empieza a acumularse en su cuerpo, lo que le permitirá controlar la temperatura tras el nacimiento.

La cantidad de pelo empieza a disminuir y el lanugo que cubre su cuerpo desaparece.

En este mes la longitud del feto va de 33 cm a 38 cm aproximadamente, llegando a pesar hasta unos 1.100-1300 gramos.

Debido a este aumento considerable de peso y longitud los movimientos del bebé empiezan a ser más limitados. Está más presionado contra tu vejiga por lo que no solo lo notarás en los movimientos del feto, si no también en tus frecuentes ganas de orinar.

Se pigmenta el iris del ojo y la piel. La pigmentación se produce gracias a unas células denominadas melanocitos que producen melanina.
Te contamos más detalles en el artículo específico: 7 meses de embarazo.

Octavo mes de embarazo
El bebé sigue perdiendo el lanugo y aumentando de peso y tamaño, por lo que también se siguen limitando sus movimientos y al mismo tiempo no deja de presionar, cada vez más, tu vejiga. A lo largo de este mes alcanzará cerca del 50% del peso que alcanza en todo el embarazo.

Los pulmones del bebé están casi desarrollados y eso también implica que ocupen más espacio, por lo que además de sentirte pesada, también lo notarás a la hora de irte a la cama. Será normal que te cueste más dormir, ya que tus movimientos, al igual que los del bebé, empezarán a ser más limitados y difíciles.

Además de la luz y el sonido, que ya se habían desarrollado, este mes se crean también las neuronas olfativas, signo de que el cerebro tampoco deja de evolucionar. Empiezan los primeros hipos del bebé. La causa es que está tragando líquido amniótico, algo que al mismo tiempo provoca como consecuencia movimientos espasmódicos.

Es posible que sientas algo de acidez o que estés estreñida durante esta fase. Todos estos síntomas son muy habituales y se deben al aumento de progesterona en tu cuerpo. No tienes por qué alarmarte. Se recomienda tomar mucho calcio, hierro, ácido fólico, proteínas y vitamina C. Tu estado de gestación es muy avanzado así que debes cuidarte mucho, pero sin dejar de hacer tu vida.

El cansancio durante este último período también es bastante normal. Esto ocurre, no solo por el aumento de peso, que suele fatigar mucho, si no porque tu útero se ha ensanchado de tal manera que te presiona el costado y esto dificulta la respiración.

Noveno mes de embarazo
El bebé desciende en la pelvis y la cabeza empieza a acoplarse en ella. El estómago y el intestino ya funcionan. Su piel ya no está arrugada y es más suave debido a las células de grasa que ya se han formado debajo de ella. El color de la piel ya no es tan rojo, si no que empieza a sonrojarse y se asemeja más al color definitivo que tendrá en el momento del parto.

Como hemos comentado, desde hace ya algunas semanas, los movimientos son menores debido al aumento del tamaño y del peso del feto, pero esto no significa que no sientas la presencia de tu futuro hijo. De hecho, no debe pasar ni un solo día sin que lo sientas, porque eso significará que todo marcha bien.

Al finalizar este mes el feto debe medir cerca de 43 cm y su peso aumenta en este periodo desde alrededor de 1.980 gramos hasta unos 2.730 gramos de media.

Los movimientos los sientes más bruscos, como si fuesen patadas, ya que el bebé tiene muy poco espacio para moverse. La cabeza se desplazará durante estas semanas hacia abajo, preparándose para el parto, y podrás distinguir perfectamente entre un pie, la espalda o una mano. Las uñas ya han crecido hasta cubrir la totalidad de sus dedos.

El bebé es capaz de respirar y realizar los movimientos de succión y deglución al mismo tiempo, lo que le permitirá alimentarse de la leche materna cuando nazca. También empieza a fabricar sus propias células de la sangre.

Este mes es especialmente largo y preocupante para la madre aunque como mucha ilusión. El parto se acerca y son muchas las ganas de ver al futuro hijo.

Un vídeo que demuestra que si les duele cuando les colocan aretes a las bebés

El tema de la perforación de las orejas de las niñas desde bebés para ponerles pendientes es una fuente de controversia importante, y de airados debates en la red que no suelen acabar bien, porque cada uno defiende la decisión que ha tomado (lógicamente), como la mejor.

Por un lado se sitúan los que piensan que, de igual modo que no se hace con los niños varones, no debería hacerse con las niñas (¿o acaso por ser mujeres tienen que empezar a sufrir ya desde el principio?).

Por el otro se sitúan quienes defienden que lo hacen porque les gusta, porque prefieren hacerlo siendo bebés que más mayores y que, o no les duele tanto, o aunque les duele, es un momentito.
Este vídeo que os traemos hoy se ha hecho viral en Facebook precisamente porque muestra claramente el sobresalto que sufre la niña en el momento de perforarle ambas orejas.

El primer baño del recién nacido: todo lo que debes saber, temperatura del agua, tiempo etc.

El primer baño del recién nacido es un logro. Pero cuándo dárselo, sin mencionar cómo y dónde, es la gran duda de la gran mayoría de padres primerizos.

Bañar a un bebé con su piel tan delicada y resbaladiza, en muchas ocasiones el bebé llorando, requiere práctica. Así que relájate y tómalo con calma, que cada vez será mucho más fácil para ti y tu pequeño pronto aprenderá a disfrutar y a chapotear en el agua.

¿Cada que tiempo debo bañar a mi bebé?
Para los recién nacido, dos o tres veces a la semana es más que suficiente. Eso si, debes mantener el área del pañal bien limpia, al igual que sus manos, cuello y carita. Los recién nacidos casi no se ensucian, así que el baño diario no es necesario.

Para los bebés más grandes, el baño diario puede ser necesario, ya que ahora si se ensucian más seguido, su piel se pone pegajosa y vomitan más, ahora el baño se convierte en una rutina para ellos, especialmente a la hora de ir a dormir; ya que los ayuda a relajarse y a descansar mucho mejor.

¿Cómo bañar con esponja a tu bebé recién nacido?
Antes de que se caiga el cordón umbilical (alrededor de 10-21 días), lo más recomendable es bañar a tu bebé con una esponja para evitar que se moje el cordón. Aquí te dejamos los pasos que debes seguir:

Acuesta al bebé en una superficie suave (por ejemplo, arriba de su toalla). Ten cerca un recipiente con agua tibia y un pañito.

Con la toalla, mantén a tu bebé calientito y deja una extremidad afuera por vez y lávala.

Seca con toques suaves de una toalla el área húmeda y comienza con la otra extremidad.

Si por accidente se moja el cordón umbilical, sécalo con suavidad con la toalla.

Baño normal
Después que se cae el cordón umbilical, ahora el bebé está listo para recibir un baño real en su bañerita. Para más facilidad puedes colocar una toalla en el fondo de la bañerita, de está forma la bañerita será más suave y el bebé se resbalará menos.

Si no te siente segura de bañar a tu bebé los primeros días, dile a alguien que te acompañe y que este cerca de ti. Antes de comenzar con el baño te recomendamos que prepares todo lo que necesitarás, así no tienes que preocuparte de ir a buscar algo durante el baño. Aquí te decimos lo que podrías necesitar:

Un pañito o esponja de baño.
Jabón y shampoo para bebé.
Una toalla con o sin capucha.
Un cepillo o peine para bebé.

No necesitas colocar mucha agua en la bañerita, un poco es más que suficiente. Trata de que el baño no sea muy prolongado para evitar que el bebé se enfríe y pueda resfriarse.

Sostén a tu pequeño con firmeza, pero con delicadeza y suavidad, mientras le limpias cualquier rastro de suciedad o piel desprendida que se haya acumulado. Tienes que sostener su cabeza y espalda mientras lo bañas.

Presta especial atención a las siguientes áreas:
Las manos y los pies.
Detrás de las orejas.
Las áreas genitales y del pañal.
Axilas: aquí se pueden acumular pelusa de ropa.
Los pliegues en la parte posterior de la rodillas, el cuello y los muslos.

Cuidado de la cabecita y el cabello
Debes lavar la cabecita del bebé con un shampoo suave que sea ideal para bebés. Simplemente debes aplicar una pequeña cantidad y masajear delicadamente, después enjuaga con agua limpia y peina el cabello (si tu bebé tiene, ya que no todos los bebés tienen mucho cabello al nacer). Se aconseja lavar la cabeza de último.

Temperatura del agua
Antes de poner a tu bebé en el agua, pruébala con la parte posterior de tu muñeca o tu codo: estas áreas son más sensibles al calo que tu mano. El agua debe sentirse tibia, pero no caliente.

Puede ser que tu pequeño llore durante sus primeros baños, esto es normal; solo se debe a que está reaccionando a una sensación desconocida. Cálmalo con canciones y caricias.

La tierna reacción de este bebé al sentir las caricias de su mamá, ¡te conquistará!

El video que te mostraremos a continuación es hermoso. La tierna reacción de un recién nacido al sentir las caricias y afecto de su madre. ¡Te va a encantar! ¡Te vas a enamorar! ¡Y te conquistará!

Durante los primeros días los bebés sonríen de forma espontánea por causas desconocidas. Este es un reflejo que no responde a alguna emoción en sí. Sino que se desencadena de forma automática.

Por lo general los recién nacidos sonríen mucho mientras duermen, le llaman “la sonrisa angelical”. Pero la primera sonrisa de verdad plena es la sonrisa social en respuesta a un estímulo por parte de mamá o papá.

La hermosa sonrisa angelical es uno de los llamados reflejos primitivos o reflejos del recién nacido, que está presente en el momento del nacimiento o incluso antes del nacimiento los cuales son visibles a través de las ecografías.

Las primeras sonrisas se pueden provocar muy fácil como por ejemplo acariciando sus mejillas en los primeros días de vida, puedes hacerlo cuando el bebé está despierto o mientras duerme, como en el caso del pequeño Drake, un tierno bebé de pocos días de nacido que sonríe por primera vez al sentir las caricias de su mamá.

Cada día tu bebé aprenderá más, y poco a poco, como respuesta a los estímulos, mimos y caricias irá añadiendo sonidos a la sonrisa y la acompañará con un movimiento de manos y piernas.

También te sonreirá esperando tu respuesta y comenzará a observar con maxima atención los gestos de tu cara que muy pronto imitará.

Los 9 meses de embarazo resumido en 4 minutos

Y a veces nos ponemos a pesar como es posible que esa personita que amamos tanto se está desarrollando y creciendo en nuestro cuerpo.Es algo tan asombroso e increíble, todas las cosas que Dios ha creado son perfectas, pero creo que ninguna es tan divina como poder dar vida, ver ese pequeñito que ha salido de ti. Si, de ti! Lo has estado alimentando durante todo ese tiempo hasta cumplir 9 meses.Has tenido que pasar por malestares como las náuseas, vómitos, hinchazón de los pies, dolores de espalda y muchas noches sin poder dormir con todas las incomodidades, pero tu bebé te recompensará 1,000,000 cuando nazca.

Hoy te quiero compartir un hermoso video que tienen que ver todas las que hemos tenido la dicha de ser madre y las que están en la dulce espera de su pequeño, te puedo asegurar que te va a encantar.

Gracias a la tecnología hoy podemos ver de manera más clara lo que sucede en nuestro vientre durante esos 9 meses, el video dura 4 minutos y te aseguro que vas a querer repetirlo.

Así es cómo se alimenta tu bebé desde el vientre (video)

La placenta es un órgano muy complejo que alimenta al feto, libera hormonas y enzimas, cuenta con un espacio con vellosidades donde se realizan funciones metabólicas endocrinas y depende casi por completo de la sangre de la madre.

La placenta se encarga de transportar los alimentos y el oxígeno del sistema circulatorio de la madre hacia el feto y el bebé envía productos de eliminación hacia la placenta.

De esta forma se produce un intercambio entre la madre y el feto, la circulación sanguínea de la madre y el feto son completamente independientes.

La comida que tu ingieres va directamente desde tu boca al cordón umbilical, y cuando los alimentos pasan a través de tu aparato digestivo, los nutrientes son absorbidos por el estómago y estos se traspasan hacia el feto al igual que el agua y el oxígeno por el torrente sanguíneo de la madre.

Nota importante: La placenta es un filtro muy eficiente que rechaza elementos nocivos como las bacterias que pueden dañar a tu bebé sin embargo el alcohol y la cafeína pueden atravesarla. Por eso es muy importante cuidar tu alimentación durante esta etapa.